Filosofía:

Las clases en Crisol no son sólo clases: tienen como objetivo enriquecer nuestra experiencia musical y abrir nuestra mente, y ser conscientes de que la música realmente late en nuestro interior, que es un viaje donde se enriquece enormemente bebiendo de todas los territorios por donde viaja. Un viaje de ida con una vuelta mestiza llena de abundancia y de sonidos nuevos mezclados con los viejos, con independencia del instrumento que toquemos.

Didáctica:

En todos los casos, y esto es importante, las melodías se aprenderán de oído y que los niveles se establecen respecto a la capacidad de los músicos para ello. No hay ninguna prueba de nivel y los músicos son libres para probar y quedarse en el nivel que crean más adecuado para ellos. En Crisol no hay unos músicos mejores que otros,  es una aldea musical donde cuenta la voz de cada persona, un espacio seguro donde crear, convivir y hacer mucha música todos juntos.
Os sugerimos que traigáis una grabadora para las clases, cuando el curso acabe os será de mucha utilidad.

Pero la libertad es aún mayor: no hay que ceñirse únicamente a las clases del instrumento elegido: el músico será también libre de asistir a clases de instrumentos diferentes, creemos que puede ser muy enriquecedor para él/ella y para la dinámica de la clase.

Habrá clases de instrumento principal, y también de un segundo instrumento, todas ellas con continuidad diaria durante la semana.


 

Clases de instrumento principal:

Se impartirán por la mañana con descansos intermedios; las opciones son: Violín (Fiddle), Cello, Guitarra, Voz y Flauta irlandesa. Para cada instrumento, los profesores del mismo irán rotando por sus diferentes grupos (excepto para flauta, guitarra, y principiantes de violín).

Una nota importante sobre flauta: el profesor impartirá las clases usando una flauta irlandesa travesera de madera, en Re. Por ello, para poder aprovechar estas clases, tu flauta debe ser cromática o estar afinada en RE grave


 

Clases de instrumento secundario:

Tras la comida y un tiempo libre / siesta, se impartirán las clases de segundo instrumento. Atención, ¡solo en nivel iniciación!, por lo que podréis elegir un instrumento que ya conozcais un poco, o bien uno totalmente nuevo para vosotros; las opciones son: por primera vez Mandolina, y las ya habituales Voz, Danza, Acordeón cromático, Violín (Fiddle), Cello, Guitarra.

Recuerda que estos grupos de instrumento secundario son bajo demanda: si no hay suficientes inscritos para un cierto instrumento, éste podría cancelarse. Por eso cuando rellenes el formulario de inscripción, te sugerimos que no elijas al azar.


Más actividades:

Por las tardes a partir de las 18h, habrá diversos talleres monográficos, apoyo a necesidades individuales, y actividades relacionadas con la música y la danza, todas de libre asistencia.

A lo largo de cada día, por supuesto tendréis muchos momentos para libremente compartir, para juntaros y hacer música. Esta es una de las experiencias más importantes en Crisol, y cuando vemos que esto ocurre la sensación es maravillosa.

En síntesis, queremos que sea una semana en la que los participantes disfruten tocando, aprendan, sean totalmente libres para expresarse y ser creativos a través de su instrumento, se olviden de complejos, se sientan seguros y sobretodo, se diviertan.

Sin duda será una experiencia inolvidable. ¡No te la pierdas!