Era el verano de 2007 cuando Blanca Altable y Javier Ortega coincidieron en Madrid, departiendo sobre inquietudes culturales y vitales; Blanca acudía ese año al taller de fiddle que Alasdair Fraser imparte regularmente en Skye (Escocia). Javier había conocido al músico a raíz de un espectacular concierto de Skyedance en Burgos, años atrás. Surgió la idea de proponerle hacer un taller musical en España, extendiendo la tradición iniciada en su tierra natal, Escocia, y continuada en California, tierra de adopción del dotado violinista.

El regreso de Blanca trajo noticias sorprendentes: le había gustado la idea; había que ponerse manos a la obra. Buscamos un emplazamiento para poner en marcha tan singular aventura; un lugar tranquilo donde la naturaleza y el agua tuviesen un papel relevante y que pudiese acoger a un grupo numeroso de personas dispuestas a aprender y tocar música a lo largo de una semana. Así fue como encontramos el albergue Foratata, en Sallent de Gállego (Huesca), que acogió la celebración del primer CRISOL DE CUERDA TRADICIONAL entre el 13 y el 18 de Julio del 2008. De esta manera nació una experiencia sin antecedentes similares en la península.

En posteriores ediciones hemos tenido nuestro campamento en el Albergue de Arija (2009 y 2010) y la Granja Escuela de Arlanzón (2011 en adealnte), buscando siempre la complicidad y el apoyo de sus gestores, tan importante para el proyecto.

A lo largo de esta intensa aventura hemos ido descubriendo grandes valores que, añadidos a su esencia musical, creemos que hacen de CRISOL algo más que un campamento y lo convierten en una experiencia vital destacada, continuamente enriquecida por la generosidad de los participantes. Alumnos, profesores, organizadores, jóvenes y adultos, todos aportan su energía para que la llama de la pasión se mantenga viva a lo largo de la semana y, en muchos caso, más allá.

De esta manera Crisol ha ido creciendo, expandiendo su Espíritu y, esperamos que, sirviendo como modelo para difundir una forma de enseñar, compartir y entender la música; algunos alumnos han pasado a ser maestros –Riobó, Arkaitz-; los músicos han editado discos (Blanca/Chuchi, Juan/Arkaitz, Vegetal Jam), y han sumado sus talentos musicales en forma de colaboraciones de unos en los trabajos de otros (Alasdair y Natalie en el trabajo de Juan y Arkatiz, Diego y Natalie en el trabajo de Blanca y Chuchi); y muchos participantes se han convertido ya en habituales, formando parte de esta gran familia que contribuye con su esfuerzo y entusiasmo a hacer posible esta aventura año tras año.

Junto al maestro de ceremonias, Alasdair Fraser, y su inseparable compañera artística, Natalie Haas, son muchos los maestros músicos que nos han acompañado a lo largo de estos años: Juan Arriola, Carlos Beceiro, Xabi Sansebastian, Dimitri Psonis, Diego Galaz, Gema Rizo, Jaime Muñoz, Begoña Riobó, Xosé Liz, Arkaitz Miner, Quico Comesaña, Jani Lang, Maria José Llorente, Vanesa Muela, Dennys Stetsenko, Eva Parmenter, Casey Driesen, Anna Lindblad, “Chuchi”, Blanca Altable, Suso Cancelas, Martín Meléndez, Marta Roma, Hanneke Cassel, Basile Brèmaud, Xosé Rocha, David Aznar, Saúl Jiménez, Ana Rossi, Clara Rodriguez  … aportando su música y conocimientos, ayudándonos a dar forma a un proyecto creativo y libre, en continua evolución.